Hospital Padre Hurtado pasa a la red pública de salud

Estuvieron presentes en el hemiciclo los trabajadores y trabajadoras del hospital, así como también representantes de los usuarios de la salud, profesionales y el capítulo médico

El Congreso Nacional aprobó el  traspaso del Hospital Padre Hurtado, de carácter experimental, al Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente con 144 votos a favor y 3 abstenciones después de su tercer trámite en el parlamento. Ahora, fue despachado al ejecutivo para su promulgación.

 El presidente de la Fenats del Hospital Padre Hurtado, Leonardo Gutiérrez declaró que “después de 14 años de la puesta en marcha del régimen experimental del Hospital Padre Hurtado, se ha hecho justicia con los trabajadores”.

El hospital que atiende a las comunas de San Ramón, La Pintana y La Granja fue modificado administrativamente a través del Decreto con Fuerza de Ley Nº 29. Las implicancias de este nuevo ordenamiento hicieron que trabajadores y usuarios se organizaran para pedir al Congreso Nacional el traspaso del establecimiento, con el objetivo de mejorar el régimen contractual y cambiar la figura administrativa del hospital que creaba inestabilidad en los funcionarios. Así lo explica Gutiérrez: “Siempre estuvimos en desacuerdo porque no se nos garantizaba el reconocimiento de los años de servicio. Finalmente a través de los años fuimos viendo cómo se iba deteriorando tanto las atenciones producto de la falta de especialistas, la falta de infraestructura, la falta de equipamiento; y por cierto cómo se iban también mermando las remuneraciones de los trabajadores y trabajadoras”.

 Junto con esto, sostuvo que estarán atentos a cómo se realiza este traspaso a la red de hospitales públicos: “Hoy esperamos la promulgación de este proyecto de ley que va a generar que nosotros empecemos un tránsito para vigilar cómo los trabajadores se incorporan al Servicio de Salud Sur Oriente”. Agregó que “nosotros somos tajantes en decir que no compartimos la idea de que los trabajadores y usuarios tengan que atender sus necesidades en establecimientos concesionados, que es una de las formas experimentales que se ha provocado en Chile como política de gobierno a través de los hospitales clínicos”, manifestó el dirigente.

Finalmente destacó lo orgullosos que se sienten por este logro, “porque no es sólo para nosotros sino también para la comunidad. Avanzamos los trabajadores a paso agigantado por una salud pública gratuita y de calidad, donde el Estado sea garante de ella”.

El diputado del distrito 13, Guillermo Teillier, sostuvo que se “votó favorablemente el traspaso y deja de ser un hospital experimental.  Esto le causaba graves daños a los trabajadores y trabajadoras que no podían ascender, que no tenían grados, y no podían aspirar a mejorar su situación laboral y económica, y eso también redundaba en una atención no buena para los usuarios. Estos trabajadores junto a los usuarios dieron una gran lucha para sacar de ese estado al hospital y finalmente lo lograron”.

El parlamentario agregó que “se hicieron gestiones durante el gobierno de Michelle Bachelet, con el Ministerio de Salud y con la discusión que se dio acá en el parlamento, especialmente en la Cámara de Diputados”. Finalmente sostuvo que gracias a todo eso “hoy día entonces nos congratulamos de que al fin la lucha de estos trabajadores haya tenido éxito”.

Cabe consignar que en su segundo trámite, el Senado modificó dos aspectos del texto; el primero tiene que ver con algunos profesionales que llevan más de 21 años prestando servicios de guardia nocturna los que quedarán exentos de esta obligación y mantendrán los derechos conferidos por estas funciones. La segunda modificación apuntó a eliminar la condicionante para mantener cargos de alta dirección pública luego de la entrada en vigencia de los encasillamientos del personal.