PC y agenda mujer del gobierno: Insuficiente, con letra chica y no integral

El Partido Comunista respondió a las 12 medidas de género que presentó el gobierno de Sebastián Piñera. Luego de un análisis entre las diversas dirigentas de la colectividad presentes – entre ellas representantes del mundo político, estudiantil, laboral, sindical, de salud y género – el PC  expuso su postura, la que destacó por ser independiente a los anuncios realizados por Sebastián Piñera recordando la batería de iniciativas surgidas tanto desde la Bancada parlamentaria como del gobierno de la presidenta Michelle Bachelet. Junto con ello declararon su apoyo y ocupación por las distintas manifestaciones de movimientos y por la equidad de género que se desarrollan en nuestro país.

El presidente del partido y diputado Guillermo Teillier, que acompañó esta nutrida conferencia de mujeres comunistas, sostuvo que “el Partido Comunista siempre ha tenido y siempre seguirá teniendo una gran preocupación por la situación de los derechos de la mujer en nuestro país” y recordó en sus palabras iniciales, los proyectos que como Bancada Comunista han protagonizado en el parlamento, entre los que se encuentran: fuero maternal para las funcionarias de las Fuerzas Armadas y de orden; la eliminación del impedimento arbitrario para la mujeres de contraer nuevas nupcias antes de transcurrido 270 días desde la disolución del vínculo matrimonial; sala cuna universal para todos los niños y niñas de padres y madres trabajadores; derecho a la lactancia libre; facilitación del cobro de pensiones alimenticias; reforma al sistema de Isapres, para terminar con las diferencias injustificadas en los precios de sus planes y programas de salud; proyecto de ley recientemente presentado “sin consentimiento es violación”.

“Estas medidas son el resultado de un arduo trabajo de nuestro partido con la causa feminista y con la eliminación de discriminaciones que se encuentran en la legislación chilena”, sentenció el timonel del PC. Además reconoció el papel que han jugado las organizaciones estudiantiles, pero enfatizó que “los problemas de acoso, de abuso, no están radicados sólo en las universidades o en los liceos o escuelas en general, sino que están en toda nuestra sociedad”. 

Guillermo Teillier agregó que en el territorio, el que han podido recorrer como parlamentarios, concejales y dirigentes sociales, “los problemas son mucho más agudos y graves y necesitan de urgencia para ser solucionados (…) las mujeres tienen mucha desconfianza. Cuántos años venimos hablando por ejemplo de las diferencias en cuanto a salario entre hombres y mujeres, y la pregunta de las mujeres es hasta cuándo siguen hablando de esto todos los gobiernos, hasta cuándo sigue la violencia intrafamiliar”.

Claudia Pascual, dirigenta del partido y ex ministra de la Mujer y Equidad de Género,  expresó su opinión con respecto a los anuncios del Presidente Sebastián Piñera y sus medidas de género para su periodo. Según Pascual,   es una reacción a un movimiento instalado con mucha fuerza en el mundo educacional, “pero que tiene una conexión enorme con movimientos de mujeres, con movimientos feministas, con partidos y colectividades políticas que históricamente han bregado y han estado  respaldando las demandas por la liberación de las mujeres por terminar toda forma de discriminación y muy por sobretodo por terminar con toda forma de violencia hacia  las mujeres en nuestro país”.

La ex ministra cree que no sólo se necesitan anuncios, “sino un profundo compromiso de país y de todos los gobiernos que vendrán por hacer esto de manera sistemática en el tiempo”.

Claudia Pascual añadió que las demandas que hoy han surgido en forma de movimiento en Chile “se resuelven en parte con el proyecto presentado en el gobierno de Michelle Bachelet que garantiza una vida libre de violencia a las mujeres”, la que reforma la ley de violencia intrafamiliar e incorporando la violencia en el pololeo, aumenta las penalidades, añade la violencia económica y amplía las definiciones de violencia en el espacio público de educación que hoy día no están sancionadas ni tipificadas. Junto con esto señaló que se verá cómo se concretan las medidas para que no tengan “letra chica” refiriéndose al anuncio de Piñera sobre las Isapres y el aumento de los planes para los hombres para así costear la equidad con las mujeres.

Por su parte Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), se refirió al debate de la agenda de género y la incorporación de la mujer al mundo del trabajo. Anuncios que le preocuparon porque “no se puede entender sólo la flexibilidad o adaptabilidad laboral” sino que se debe generar un cambio a través de trabajos dignos y con crecimiento inclusivo y con justicia social. Figueroa adujo también al anterior anuncio de Piñera sobre la sala cuna universal para hombres y mujeres la que sería costeada por el seguro de cesantía, es decir por fondos que aportan los mismos trabajadores y que eso es “tratar de dividirlos y generar una tensión que no corresponde, porque la protección a la primera infancia y el derecho a la estimulación temprana no es un problema de un trabajador o una trabajadora es (…) una preocupación del Estado sobre el derecho de los niños y niñas de este país”.

Las diputadas Camila Vallejo y Karol Cariola estuvieron juntas en el anuncio presidencial. Para Vallejo “lo que ayer parecía una buena noticia, en menos de 24 horas es una señal de suma preocupación y es lamentable que hoy nos tuvimos que reunir preocupadas ante una agenda que claramente reaccionó a un movimiento feminista que ha salido con mucha valentía a decir ya basta pero que no responden a las expectativas y demandas”, exclamó.

Sebastián Piñera señaló que no quería transformar la causa feminista en una guerra entre hombres y mujeres, pero según Camila Vallejo es lo que está haciendo, porque “se utiliza la causa feminista para proteger el negocio de las Isapres y así aumentar el costo de la salud a los hombres y mujeres que no están en edad fértil”. “Es impresionante la capacidad que tiene el gobierno de Sebastián Piñera de transformar toda causa justa en un negocio de este modelo neoliberal”, declaró.

Amanda Opazo, vocera de la de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) sostuvo que es “bastante irónico que hoy en día el gobierno se pronuncie en relación a resolver o creyendo que resuelven las demandas estudiantiles, principalmente la demanda de educación no sexista que no sabemos qué resultados van a tener”. Opazo que ha liderado las manifestaciones del último mes, cree que debe existir una transformación cultural y que “tenemos que ver que esto es un cambio estructural”.

Natalia Cuevas, encargada nacional de Mujeres del Partido Comunista y concejala de Recoleta, valoró lo que ocurre en el país con el naciente movimiento estudiantil por una educación no sexista. “Como partido respaldamos con mucha fuerza lo que está ocurriendo con el movimiento feminista, creemos también que esto es una oportunidad para que esto se pueda abrir al conjunto del movimiento social con otras expresiones que puedan representar al conjunto de la diversidad de las mujeres”.

         

La concejala declaró que la medida anunciada por el mandatario sobre el cambio al artículo nº 1 de la Constitución es no hacerse cargo del cambio a la carta magna. Para la encargada de mujeres es una “medida parche”. La encargada de mujeres dijo que “como partido vamos a desarrollar esta agenda desde social, desde el movimiento de mujeres y feministas para que efectivamente el Estado pueda hacerse cargo y podamos avanzar hacia una sociedad distinta como siempre las y los comunistas hemos planteados”.

Adhiriéndose a estas declaraciones, la diputada Karol Cariola, reclacó que “vemos que este gobierno no tiene convicción en relación a garantizar los derechos de las mujeres” y explicó que si existiera un real interés e intención de hacer políticas para las mujeres, no se habría presentado el protocolo que modifica la ley de aborto en tres causales y su objeción de conciencia institucional “que buscó, a través de una vía administrativa, generar mecanismos para dificultar la aplicación de una ley”.

Otras de las medidas tomadas por el gobierno las que han sido señaladas como anuncios “con letra chica” es lo ocurrido con los jardines infantiles en los establecimientos educacionales. Macarena Galaz, consejera académica de la Universidad Diego Portales, planteó que “este gobierno fue el que eliminó el programa de ampliación de cobertura de jardines infantiles y salas cunas de la Junji en los establecimientos educacionales, eso significa que más y más mujeres estudiantes están sujetas a la posibilidad de desertar de sus estudios simplemente porque no hay una política seria, responsable. Por lo que acá es donde entramos de nuevo a la letra chica de los proyectos de gobierno”.

La reunión de mujeres del Partido Comunista fue constituida por Claudia Pascual, miembro de la Comisión Política y ex Ministra de la Mujer y Equidad de Género; Natalia Cuevas, encargada nacional de Mujeres  del PC y concejala Recoleta, la diputadas Karol Cariola y Camila Vallejo; Jeanette Jara, ex subsecretaria  de Previsión Social; Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT; Amanda Opazo, presidenta de la CONES; Kemy Oyarzun, académica Universidad de Chile; Virginia Palma, presidenta ONG Acción Mujer y Madre; Macarena Galaz, consejera académica Universidad Diego Portales; Javi Delgadillo, consejera académica escuela de gobierno Universidad de Chile; Karen Palma dirigenta de Fenats nacional  y consejera CUT; Rosa Vergara presidenta asociación nacional usuarias y usuarios de la salud; Katiuska Rojas, del  colegio de matronas metropolitano ; Marion Stock,  de la diversidad sexual y movimiento lésbico, Pamela Ramírez de los funcionarios de Sename, entre las principales representantes.