Víctimas de violencia intrafamiliar tendrán prioridad en acceso a subsidios de vivienda

Iniciativa crea indicador de vulnerabilidad habitacional calificada para los programas habitacionales por haber sufrido  violencia intrafamiliar

El Diputado Guillermo Teillier ingresó al parlamento, un proyecto de ley que obliga incorporar la violencia intrafamiliar como un indicador de vulnerabilidad habitacional para acceder a los planes y programas de vivienda que ofrece el Estado. Así, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo deberá contemplar requisitos, condiciones y criterios de selección y asignación de los subsidios que garanticen el acceso prioritario a aquellas personas.

 “He presentado un proyecto de ley que hace obligatoria la incorporación de la violencia intrafamiliar como indicador de vulnerabilidad habitacional calificada en los planes y programas del Estado destinados a la adquisición, arrendamiento y uso de una vivienda adecuada”, declaró el diputado. Además sostuvo que la cartera de vivienda no deberá exigir, en estos casos, requisitos económicos previos: “esto significa que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo considerará que la vulnerabilidad habitacional de todas aquellas personas que sean víctimas de violencia intrafamiliar es de carácter calificado y por lo tanto no será exigible a las personas que se encuentren en la situación descrita en el artículo precedente, un ahorro previo como requisito para acceder a los programas del Estado ni cualquier otro requisito de naturaleza económica o financiera”.

Junto con esto, el proyecto de ley incluye un concepto nuevo a la legislación chilena, el de  “vulnerabilidad habitacional”. Hoy el Ministerio de Vivienda y Urbanismo establece requisitos y criterios de acceso a programas habitacionales a través de decretos supremos y protocolos administrativos, los que pueden ser cambiados dependiendo de los gobiernos y la voluntad política.

Es por esto que el proyecto- según los antecedentes contenidos en él – busca dar paso a mayores derechos dentro de la legislación, amparándose  en un marco de leyes internacionales a las que Chile ha suscrito. Una de ellas es la Convención Americana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que establece el principio de “Progresividad” donde los países deben mantener y avanzar en derechos sociales y prohíbe la regresividad de los mismos. Por lo que este nuevo concepto  no podrá ser desconocido por las autoridades, es decir, se establece como un derecho y lo saca de la órbita administrativa.

El proyecto también hace referencia a las definiciones de ONU Mujeres que concluyen que la mejor manera de contrarrestar la violencia contra las mujeres es con prevención a través de la promoción de la igualdad de género, y conseguir que el hogar y los espacios públicos sean más seguros, así como procurar la autonomía económica.

Junto con esto, la iniciativa legal cita en sus páginas el informe de la Relatora Especial sobre una vivienda adecuada publicado en marzo del 2018, el que señala que en Chile hacen falta  leyes que materialicen el derecho a la vivienda, el que es tomado como un bien económico que responde a mecanismos de libre mercado y que no es considerado como una necesidad social. Este documento, que realiza el departamento de Derechos Humanos de Naciones Unidas, indica también que el Estado tiene la obligación de prevenir, sancionar y erradicar la violencia intrafamiliar a través de medidas como la creación de casas de acogidas o albergues temporales, lo que evidencia el nexo entre vulnerabilidad habitacional y violencia intrafamiliar.

También el diputado Guillermo Teillier sostuvo que la idea de ligar violencia de género con vulnerabilidad habitacional no es nueva, ya que el 19 de enero de 2016 se elaboró el Convenio de Transferencia entre el Ministerio de Vivienda y el Servicio Nacional de la Mujer  que otorga a las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar el  acceso preferencial al Programa de Subsidio Habitacional.

Tendiendo en cuenta todos estos antecedentes, se sumó a la idea de legislar al respecto, la realidad que viven mujeres de comités de allegados en la comuna de El Bosque. El diputado Teillier tiene un trabajo territorial con estas organizaciones y en 2017 el femicidio de una socia develó la violencia que sufren día a día en sus hogares: “fui testigo de un caso muy desgraciado el año pasado, es el caso de Carolina Velásquez Jacobsen, que era integrante de un comité de allegados en la comuna de El Bosque”. El parlamentario explicó que Carolina “fue asesinada por su pareja al interior de su hogar, ella murió a la espera de una vivienda digna”. Luego de los acontecimientos, los comités de allegados reunidos en la Coordinadora Sur de Pobladores,  realizaron una investigación que arrojó un gran número de mujeres sufriendo violencia intrafamiliar. “Esto es persistente y reiterativo”, determinó Guillermo Teillier.

El objetivo de la propuesta legislativa, que ingresó a la Cámara de Diputados, es dar seguridad y amparo a quienes están o van a postular a una vivienda y deben convivir en sus hogares con la persona que les ha propinado violencia, así lo explica el parlamentario: “Eso me ha llevado a mi a establecer este proyecto de ley que yo espero que repare una injusticia muy grande y que posibilite que las mujeres se sientan seguras; porque si bien el Estado tiene casas de acogida, en ellas no pueden estar más de 100 días; o muchas veces la policía no tiene la capacidad de protegerlas cuando por ejemplo un juez decreta que la pareja violenta no puede acercarse, y muchas veces son vulnerados estos requisitos que impone la ley y las mujeres vuelven a ser violentadas”.

En ese sentido, el diputado Teillier destacó que  “el Estado tiene la obligación de  entregarle algo seguro donde vivir, donde protegerse y por eso creo que lo mejor es que se incluya en los elementos necesarios para adquirir una vivienda social este indicador de vulnerabilidad; que se incluya para que las mujeres puedan así tener la seguridad de que no van a quedar a merced de quienes nuevamente las violentan, no van a quedar en la calle o que no van a tener dónde vivir y sobre todo cuando tienen hijos”, aseguró.