Diputado Teillier valoró avance del proyecto que elimina los impedimentos para contraer segundas nupcias 

Senado aprobó con unanimidad el proyecto de segundas nupcias, que elimina los impedimentos de las mujeres a volver a contraer matrimonio establecidos en Código Civil. La iniciativa parlamentaria pasó a la cámara alta en julio del 2018 y estuvo ahí hasta la fecha, al ser aprobada esta semana con 43 votos.

Los artículos eliminados de nuestra legislación (128, 129 y 130) establecen la prohibición de casarse luego de la disolución de un matrimonio y las hace esperar 270 días para tales efectos. El argumento de esta antigua norma provino de la suposición de que la mujer podía estar embarazada durante el proceso de divorcio, por lo que la paternidad del hijo o hija quedaba en entredicho. El diputado Teillier, uno de los autores de la iniciativa, manifestó que “esto es absolutamente anacrónico y es una  desigualdad absoluta entre los derechos de la mujer y el hombre”.

El legislador explicó cómo quedaría la nueva ley de aprobarse en su última instancia. “La ley elimina el artículo y queda establecido que si la mujer contrae sucesivamente dos matrimonios y da a luz a un niño o niña después de celebrado el segundo, se presumirá hijo o hija del actual marido, cualquiera sea el plazo que haya transcurrido desde la disolución del primer matrimonio, sin perjuicio del derecho del primer marido para desconocer esta paternidad (…) La ley termina con este anacronismo de 200 años y tiene que terminarse porque hoy día con el avance de la ciencia es perfectamente posible determinar  con mucha rapidez de quién es el hijo o hija”.

El Senado hizo modificaciones al proyecto que deberán ser nuevamente discutidas en la Cámara de Diputados, entre ellas agrega que la ley también se aplicará a acuerdos de unión civil sucesivos, de matrimonio seguido de acuerdo de unión civil y de acuerdo de unión civil seguido de matrimonio.

Al respecto, el diputado indicó que es un pequeño avance, pero no menos importante en el camino de la igualdad de derechos entre mujeres y hombres. “Me alegro que se esté aprobando en segunda instancia en el Senado y lo considero un pequeño granito de arena en toda esta lucha por terminar con el patriarcado que tanta desigualdades ha presentado respecto a la mujer históricamente, desigualdad en el trabajo, los salarios, las pensiones, tantos años que costó que tuvieran el derecho a voto, se les prohibía algunas carreras universitarias, etc., este es un paso más y esperemos demos más en pro de la igualdad total de las mujeres con el hombre”.